Investigación de la calidad del agua en el lago Hagg

For Immediate Release: Friday, July 16, 2021

Los resultados de la prueba son negativos para las cianotoxinas
UPDATED: 07/20/2021
Sponsored by: Support Services Department, Facilities and Parks Services Division

Actualización de la calidad del agua del lago Hagg

Hoy, 20 de julio de 2021, los Servicios de Parques e Instalaciones del Condado de Washington se enteraron de que las cianotoxinas asociadas con las floraciones de cianobacterias (algas nocivas) estacionales no se detectaron en muestras de agua tomadas el jueves 15 de julio en cinco ubicaciones distintas alrededor del lago Hagg. Según lo recomendado por la Autoridad de Salud de Oregón (OHA por sus siglas en inglés), las muestras se analizaron para detectar cuatro cianotoxinas diferentes que podrían representar un riesgo para la salud de las personas y las mascotas que se recrean en cuerpos de agua. Las ubicaciones incluyeron Bobcat Cove, el área de recreación C-Ramp, Dam Overlook, el área de recreación Eagle Point  y el área de recreación Sain Creek. Todas las pruebas fueron negativas para Anatoxina-a, Cilindrospermopsina, Microcistinas y Saxitoxina.

 

Aunque estos hallazgos son muy alentadores, el condado de Washington sigue instando a los visitantes de Scoggins Valley Park a tener cuidado al recrear en el lago Henry Hagg Lake, o en cualquier cuerpo de agua, y estar muy familiarizados con las floraciones de cianobacterias y los problemas de salud relacionados, especialmente cuando están acompañados de niños y mascotas.

 


 

Tras un informe de la trágica muerte de una mascota poco después de nadar en el lago Hagg a principios de esta semana, el Programa de Vigilancia de Floraciones de Cianobacterias (Algas Dañinas) de la Autoridad de Salud de Oregon (CHABS) está investigando el incidente. En este momento, se están realizando pruebas de laboratorio adicionales para verificar la presencia de Ciano toxinas relacionadas en muestras tomadas de varios sitios alrededor del lago. Se notificará al público cuando los resultados estén disponibles, pero incluso si los resultados son negativos, los visitantes deben tener cuidado al recrear en el lago Hagg, o en cualquier cuerpo de agua, y familiarizarse con las floraciones de cianobacterias y los problemas de salud relacionados.
 

Aunque comúnmente se las conoce como algas, las cianobacterias son en realidad bacterias primitivas que se encuentran naturalmente en el agua dulce y salada en todo el mundo. Generalmente son beneficiosos para el medio ambiente y ayudan a mantener los niveles de oxígeno en la atmósfera. En climas cálidos, los nutrientes y el bajo flujo de agua pueden permitir que estas bacterias se multipliquen rápidamente en lo que se conoce como "floración". A veces, estas floraciones pueden producir Ciano toxinas que pueden ser dañinas para las personas y las mascotas.

 

La exposición ocurre cuando las personas ingieren agua con Ciano toxinas durante una actividad recreativa o cuando usan el agua afectada para beber o cocinar. Las Ciano toxinas no se absorben a través de la piel; sin embargo, se puede desarrollar una erupción enrojecida y elevada o irritación de la piel y los ojos después del contacto con una flor. Si se ingiere suficiente agua, una persona puede experimentar uno o más síntomas que imitan una intoxicación alimentaria: calambres de estómago, diarrea, náuseas y vómitos, o síntomas más graves: entumecimiento, mareos y dificultad para respirar. Los síntomas generalmente comienzan dentro de las 24 horas y duran 72 horas. Los niños y las mascotas tienen un mayor riesgo de exposición debido a su tamaño y nivel de actividad.

 

Se emite un aviso de salud cuando los datos de muestreo determinan que los niveles de Ciano toxina están por encima de los valores de uso recreativo (RUV, por sus siglas en inglés) establecidos por la Autoridad de Salud de Oregon (OHA, por sus siglas en inglés). La OHA ha establecido los valores de uso recreativo para personas y perros, pero las advertencias solo se emiten cuando los niveles están por encima de los valores para las personas. Incluso si no hay un aviso en un cuerpo de agua, es posible que haya una floración y toxinas presentes y, en la mayoría de los casos, perjudiciales para las mascotas. Los perros son extremadamente susceptibles a niveles muy bajos y la exposición podría provocar la muerte. Los perros mostrarán reacciones después de la primera hora de exposición y aquellos con síntomas como diarrea, vómitos, problemas respiratorios, dificultad para caminar o pararse o pérdida de apetito deben ser llevados a un veterinario lo antes posible.

 

Aquellos que crean que ellos o sus mascotas se han enfermado después de nadar en el lago Henry Hagg Lake o en cualquier cuerpo de agua en Oregon, pueden enviar un correo electrónico al Programa CHABS a HAB.Health@state.or.us.

 

Dado que la mayoría de los cuerpos de agua en Oregon no están monitoreados, el personal de OHA recomienda que las personas se familiaricen con su alrededores y conozcan los señales de una floración antes de meterse al agua. No entre en agua que parezca espumosa,  espesa como pintura, verde guisante, azul verdoso o rojizo con color café . Una buena regla general para todos, incluidas las mascotas, es: cuando tenga dudas, ¡Manténgase alejado! Visite la página web de la Autoridad de Salud de Oregón para obtener información adicional sobre las cianobacterias y problemas de salud relacionados.

 

El agua potable que se sirve a los clientes en Hillsboro sigue siendo segura para beber y usar. No es necesario racionar el agua embotellada ni hervirla antes de usarla. Para obtener más información, visite www.hillsboro-oregon.gov/Home/Components/News/News/12902/44.

Media Contact:

Julie McCloud, Public Affairs & Communications Coordinator
503-846-8618
Julie_McCloud@co.washington.or.us